LEGADO ORAL & NARRACIÓN DIGITAL

LCS hace esfuerzos para reunir a las comunidades dispersas y los miembros urbanos de culturas minoritarias para aceptar, incrementar y reinterpretar sus narrativas tradicionales, fortaleciendo su identidad cultural entre generaciones.  Empoderamos a los miembros de la comunidad para que se apropien de su legado oral y capital cultura, combinando la narración oral tradicional en sus propias lenguas con la tecnología digital del milenio. LCS trabaja para alertar al mundo sobre la inminente calamidad que resultaría de una pérdida de diversidad cultural, en un mundo en donde las culturas son homogéneas,  apoyando activamente y empoderando a las comunidades indígenas para que se deleiten y conserven orgullosamente sus diversas culturas.

Las historias son la esencia de la cultura.  Para los pueblos indígenas, las historias crean perspectivas sobre el mundo, enseñan destrezas prácticas, transmiten conocimientos sobre el cuidado de la biodiversidad y la comprensión para vivir en ambientes frágiles u hostiles.  Además, el contar mitos e historias es vital para mantener la identidad étnica y la solidaridad grupal.  Las historias tienen funciones sociales, representan la memoria colectiva de la gente, combinan el pasado con el presente y dan significado al espacio y al tiempo.  Ellas concentran las creencias y valores más profundos de una cultura, inspiran y promueven modelos a seguir, formas de vida, comportamiento y creencias.  En resumen, la narración de historias está en el centro de la vida social, personal y de la identidad cultural.  Una vez que las historias se dejan de contar, entonces la cultura muere.

LCS equilibra dos enfoques: compromiso respetuoso hacia las comunidades indígenas o minoritarias y uso apropiado de tecnologías digitales móviles en su propia lengua.

NUEVAS OPCIONES TECNOLÓGICAS

LCS ayuda a la revitalización de la identidad indígena sugiriendo métodos digitales para la conservación del legado cultural de sus historias, canciones, poemas y música, su intercambio y para el diálogo. Hemos visto muchas nuevas posibilidades de tecnología móvil y oral y de herramientas de redes sociales Web 2.0 para comunicar a jóvenes y adultos, y para intercambio directo en su propia lengua, en el territorio de la comunidad y con aquellos que actualmente viven en ciudades o inclusive en otros países. Las comunidades deben, sin embargo, decidir qué dispositivos, sistemas, bases de datos seguras o redes privadas son las más apropiadas y sustentables dentro de su propio contexto cultural y geográfico, facilidad de uso y de pago.

 

Algunas de las comunidades donde trabajan los miembros de LCS, han tenido poca o ninguna exposición a la tecnología digital moderna. Dispositivos como computadores portátiles o los reproductores MP3, que la mayoría de los occidentales dan por sentados, no son conocidos o necesarios dentro de su estilo de vida. La experiencia tecnológica no se maneja dentro de capacitación que reciben los jóvenes para recolectar historias. El equipo que aprenden a usar –el set inicial LCS –cámaras digitales, equipo de grabación de voz, cámaras de video, dispositivos y archivos digitales, es barato, resistente y fácil de encontrar en tiendas. Esto permite que los miembros de la comunidad puedan dominar su uso y a la vez, que se los pueda reponer a un bajo costo. Por su puesto, algo de provisión de computadoras y acceso al Internet es necesaria para cargar y editar contenido, aun cuando sea algo ocasional o en el campo.

En el futuro, LCS prevé una base de datos viva y en continua evolución –la Base de Historias (The Storybase) –de contenido cultural, creado por y para la comunidad. Hemos capacitado a miembros de las comunidadades en el uso y clasificación del contenido, métodos digitales de edición y en la creación de sus primeros sitios Web, como blogs que contienen historias habladas. Eventualmente, se podrá alimentar un único sistema desde los dispositivos móviles, desde la pantalla táctil puesta en la comunidad y con contribuciones desde la Web. Los representantes de la comunidad mediarán los nuevos contenidos hacia y desde la base de datos, controlando el acceso a los datos de su comunidad.

Estos avances marcarán el inicio de redes de intercambio de historias, conversaciones sobre narrativas culturales y de ‘Bases de Historias’ en continua evolución. Prevemos oportunidades económicas que pueden ayudar a su sustentabilidad de las comunidades. Por ejemplo, nuestra iniciativa ‘Tejido Digital’, creará etiquetas digitales para las artesanías producidas por la comunidad. Cuando el código de barra sea leído por un dispositivo, éste enviará la narrativa o historia de la artesanía y podría conectar al comprador con el artesano. La radio comunitaria es un modelo probado de empoderamiento. Transmisión continua de radio por Internet y podcasts ofrecen grandes posibilidades para interacción bidireccional y apoyo a lenguas minoritarias o ayuda para turismo comunitario a bajo costo. Así, si las comunidades lo desean, LCS, puede generar oportunidades financieras y nuevos canales para que sus voces sean escuchadas.

VISIÓN

Living Cultural Storybases se enfoca en crear Bases de Historias hechas por, y para la propia comunidad, alimentando el entusiasmo de los jóvenes con la sabiduría de los ancianos, y fomentando la supervivencia de una cultura y legado vivientes. Al contrario de los antropólogos que han registrado legados orales que se desvanecen y documentado lo que ha pasado o pronto pasará, nosotros creemos que nuestro enfoque ayuda a estas comunidades a mantener vivos su propia lengua, valores y tradiciones en un mundo cambiante.

La combinación de un mundo conectado a la red y dispositivos digitales de audio baratos y de bajo brinda nuevas oportunidades: unir minorías dispersas y culturas en desventaja para debatir sus propios valores y opciones, permitirles homenajear su legado e historia y alentar su tradición oral. Las comunidades tradicionales y su diáspora urbana pueden entonces, relacionarse nuevamente en un diálogo que les otorgue poder, en torno al intercambio de historias, poemas, cuentos o comentarios.

Nosotros no vemos al Internet como una red plana para 7 millones de personas, todas en línea, sin estructura social alguna. En lugar de ello, queremos crear un “paisaje virtual de conexiones” más enriquecedor, donde existan lugares de encuentro privados, familiares, sagrados y comunitarios – no solo los espacios actuales de entretenimiento, comercio y corporativos en Internet.uages– not just the Internet’s current entertainment spaces, ‘market places’ and corporate intranets.

La identidad y propiedad cultural, así como la identidad y propiedad personal, exigen una cierta privacidad y seguridad. Las comunidades minoritarias merecen una protección semejante a la de la propiedad sobre los derechos de la tierra, contra el “colonialismo digital” o la piratería cultural, sea ésta bio-piratería o plagio. Este futuro paisaje virtual se complementa con espacios comunes de encuentro, donde se alienta el diálogos multilingües y se fomentan el conocimiento compartido, la comprensión entre culturas y el respeto.

Por lo tanto, nuestra visión técnica para el 2020 es:

• El Internet está revestido por con un mosaico de redes culturales y étnicas superpuestas. Estas “Redes Culturales Virtuales” de fácil uso, admiten la segura distribución de comunicaciones, contenido local y recursos culturales privados, accesibles desde una variedad de dispositivos y canales apropiados./p>

• La verificación está diseñada para pertenecer y establecer un nivel de participación por medio de procesos culturales, de acuerdo al lugar, derecho de nacimiento, estatus, ritos de iniciación o por una invitación especial a personas confiables de fuera de su círculo: un modelo de acceso y derechos multi-nivel y multifacético para comunidades, grupos, familias e individuos..

LCS ayuda a las comunidades minoritarias a crear depósitos vivos y en constante evolución de sus narrativas culturales y conocimientos, en su propia lengua, por ejemplo “Storybases”.

Tanto el proceso de construcción de Storybases como el resultante recurso empoderan a la comunidad, fortaleciendo su identidad cultural, orgullo y cohesión social, reuniendo a las generaciones y su diáspora urbana, y creando nuevas oportunidades culturales y económicas.

METODOLOGÍA RESPETUOSA

LCS ha usado la misma metodología participativa en dos países diferentes con culturas y con contextos geográficos, religiosos y políticos muy distintos, corroborando nuestra misión y comprobando nuestros métodos. Comprometemos a miembros de equipos locales en quienes confía la comunidad. Luego, entrenamos a los jóvenes en el uso de tecnologías digitales para que conserven su propio legado cultural. Ellos están ansiosos por recopilar y anotar las narraciones o historia contadas por los miembros mayores de sus comunidades, aprendiendo a entrevistar respetuosamente, a grabar de forma profesional, editar y usar destrezas con herramientas digitales que les servirán en el futuro. Los ancianos están deseosos de sentir que sus voces son nuevamente escuchadas.

Uno de nuestros fundamentos es siempre obtener el consentimiento previo, libre y bien informado, el cual puede tener seguimiento. Esto implica, no solo el respeto a los derechos de autor, sino también, por ejemplo, a documentar el origen y contexto de la historia y la audiencia con quien el narrador tuvo previsto, o no, compartir una narrativa. Esto es esencial al completar la siguiente fase del ciclo: la respuesta de una audiencia lejana, sus comentarios o historias, para así estimular el diálogo con el narrador. Las exhibiciones multimedia que rinden homenaje a la habilidad narradora son eventos altamente motivantes y ocasión para una mayor celebración del legado cultural entre generaciones.

 

Acortar la distancia entre las raíces y la tecnología supone un delicado equilibrio. El co-diseño de herramientas digitales más sofisticadas y poderosas solamente puede proceder acorde al ritmo con que la comunidad vaya tomando decisiones realmente informadas de entre las múltiples opciones digitales, luego de experimentar con prototipos. Aunque algunos detalles del enfoque de LCS son adaptados en los diferentes sitios, dependiendo de las diferencias culturales, relaciones de género, situación económica, legados políticos e históricos y las realidades encontradas en el terreno, tenemos esperanza de una rápida replicación de nuestra metodología común, de cara al ritmo de extinción cultural.

RESPONSABILIDAD COMUNITARIA

LCS puede llevar nuevas opciones de tecnología o alianzas, pero trata de fomentar las situaciones en las cuales las comunidades se mantengan por sí solas.  Los mejores custodios de una lengua, costumbres y tradiciones, son los mismos miembros de la comunidad –los expertos en su legado y forma de vida.  La sustentabilidad solamente se da con la participación comunitaria y la pertenencia a la misma –no solo en su contexto cultural, como qué géneros o historias pueden ser compartidas con extranjeros –sino también de todo el proceso, sus pautas de evaluación y ritmo.

Cada una de las comunidades a las que nos hemos acercado ha elogiado la misión y enfoque de LCS.  En Perú, hemos visto los resultados de esta responsabilidad comunitaria.  El trabajo en una zona completamente nueva fue liderada, organizada y asumida por los miembros del equipo local de LCS, aprovechando la capacitación que habían recibido en anteriores áreas y utilizando la misma tecnología y soluciones digitales que habían sido aplicadas en otras zonas de trabajo.

NUESTROS PRINCIPIOS

La diversidad es valiosa
La cultura se experimenta y se actúa, se vive, no puede ser ‘preservada’ como una artefacto
Las culturas no non estáticas, evolucionan
Las historias son la esencia de la cultura
Una vez que las historias dejan de contarse, la cultura muere
Las comunidades deben apropiarse de su propio proceso, a su propio ritmo
Desde abajo hacia arriba, no desde arriba hacia abajo
Los de fuera pueden ser facilitadores - aportando una perspectiva cultural y extrayendo los principios generales y las herramientas que puedan ayudar a fortalecer a otras culturas minoritarias.