LA IMPORTANCIA DEL LENGUAJE

Todos empobrecemos cuando una lengua viva desaparece.  La lengua es el medio por el cual expresamos no solamente palabras, sino las emociones, valores y prácticas sociales.  El lenguaje es no solo uno de los portadores más importantes de diversidad cultural, sino también de las herramientas que han evolucionado para manejar los diferentes sistemas mundiales de conocimiento y sus perspectivas.  El 96% de las lenguas del planeta son habladas por solamente el 4% de sus pueblos, pero actualmente un lenguaje vivo desaparece cada 10 días, al morir su último orador.  En los próximos cincuenta años, más de la mitad de las 6700 lenguas vivas están destinadas a desaparecer – una catástrofe lingüística.  La muerte de una lengua representa la desaparición de una identidad cultural, sus tradiciones, los rasgos distintivos de los individuos, las relaciones y los grupos a los cuales pertenecen.  Mientras tanto, el Internet y las actuales herramientas informáticas son ambos parciales contra el contenido en lenguas minoritarias, sin mencionar las culturas orales, llevando un mensaje implícito de superioridad colonial

TECNOLOGÍA APROPIADA

En lugar de crear una “aldea global”, la revolución digital acelera la desaparición cultural en el mundo. Las ‘tecnologías de información y comunicación’ digitales usando la lengua de las mayoría, desarrolladas por y para los grandes bloques de poder urbano, son inapropiadas para los pueblos indígenas. Éstas soluciones minan a las minorías culturales, llevando inherentemente mensajes de superioridad cultural, modelos mentales, prácticas y aspiraciones occidentales. Frecuentemente, el uso de destrezas TIC en los países en vías de desarrollo, mantiene la perspectiva de educar como si se “llenaran recipientes vacíos”.

Iniciativas para crear libros de ortografía, léxicos o frases de unas pocas de las miles de lenguas amenazadas son utilizadas como recurso lamentable y generan el riesgo de cambiar la naturaleza oral de una cultura. La solución TIC usualmente utilizada está basada en el uso del computador personal, presuponiendo que se puede acceder al conocimiento, las prácticas y tradiciones de una cultura oral a través un teclado por la élite entrenada de los jóvenes de la humanidad, instalados en un centro de cómputo.

Una lista de las características ideales de TIC apropiadas para pueblos indígenas puede incluir: de bajo uso de energía, bajo costo de los aparatos, bajo precio de conexión, por ej: comunicación asincrónica y sincrónica; transportable, para usar tanto en casa como en sitios tradicionales, pero también conciente de la locación; centrado en voz, con soporte para cualquier lengua local; una variedad de dispositivos de acceso que sean adaptables a diferentes contextos culturales y modelos de utilización; inclusivo, por ejemplo que no sean solo para las élites, sino para los ancianos, jóvenes, mujeres y hombres; fácil de usar, pero también fácil de manejar por la comunidad; redes privadas con bases de datos seguras; multifacéticos, modelos de acceso basado en roles, que reflejen las prácticas culturales..

Recursos

Web
UNESCO, Safeguarding Intangible Heritage
UNESCO, Safeguarding Endangered Languages
UNESCO, Intangible Heritage Messenger, Special Issue no. 4 Sept. 2006 on endangered languages. Download multilingual versions.
Summer Institute of Linguistics (SIL), Dallas ,Texas, U.S.A., Ethnologue: ‘Languages of the World’ Database by language, region and country
Cultural Survival Quarterly, ‘The Last Word: Rescuing Critically Endangered Native American Languages’, Issue 31-2 (Summer 2007).
UNESCO Publications for the World Summit on the Information Society, ‘Measuring Linguistic Diversity on the Internet’, a collection of papers by John Paolillo, Daniel Pimienta, Daniel Prado, et al., 2005


Book
K. David Harrison, ‘When Languages Die: The Extinction of the World's Languages and the Erosion of Human Knowledge’, Oxford Studies in Sociolinguistics, Oxford University Press, February 1, 2007. ISBN-13: 978-0195181920
Freire, P. (1970), ‘Pedagogy of the Oppressed’, Continuum Publishing Company, New York, ISBN 0826412769 (30th anniv. edition, 2000)


CULTURAS QUE DESAPARECEN

Más de la mitad de las culturas del planeta representan menos del 5% de su población. Estos 370 millones de indígenas son los más desposeídos y marginados. En tanto que las comunidades indígenas son desplazadas de sus tierras natales, sus sociedades son privadas de sus derechos y diluidas, coptadas por una economía de mercado, la tecnología y su consecuente sistema de valores dominante. En 50 años, más de la mitad de las culturas en el mundo habrán desaparecido para siempre, es decir, la mitad de los sistemas de valores, perspectivas y creencias alternativas de la humanidad. La diversidad cultural que enciende la creatividad está desapareciendo mucho más rápido que la diversidad de plantas y animales. Es una cruel ironía que los menos responsables por el calentamiento global o las crisis económicas sean los más vulnerables a su impacto.

Esto representa una pérdida catastrófica de milenios de cultura, sabiduría y conocimiento. Tan preciado patrimonio es una fuente irremplazable para un planeta amenazado por urbes uniculturales y sus economías de escala, desafíos medioambientales, avaricia, competencia y una creciente distancia entre ricos y pobres. El mosaico cultural que se desvanece rápidamente contiene conocimiento sobre medioambientes frágiles, los custodios de biodiversidad, de modelos únicos de convivencia cooperativa, de otras propuestas educativas, de salud y bienestar, de destrezas, artes y sabiduría irremplazables.

 

Con más de la mitad de la población mundial viviendo en las ciudades y una predicción de dos mil millones viviendo en miserables chabolas en el 2030, la humanidad entera necesita con apremio esta fuente viviente de alternativas. Al fin y al cabo, el reto de la humanidad consiste en aprender a moderar las fuerzas en competencia a fin de cuidar y celebrar el derecho de ser diferentes dentro de una sociedad de multiculturalismo, y no en la asimilación.”

INICIATIVAS PREVIAS

Muchas personas de fuera han estudiado a las culturas indígenas de forma académica, en lugar de apoyar desde dentro a la gente a valorar su cultura y generar su propia capacidad comunitaria.  Los proyectos documentales no ayudan -las culturas evolucionan dinámicamente, se viven, se actúan; no pueden ser ‘preservadas’.  El paradigma, más bien, debería ser participatorio –que las comunidades debatan por sí mismas sus opciones de desarrollo o interacción con el mundo exterior, tomando decisiones informadas: comprendiendo las nuevas opciones, tanto las oportunidades o amenazas introducidas por la globalización, como sus propios valores, creencias y fortalezas culturales.

Uno de los objetivos de UNESCO es la identificación y conservación de lo mejor de los ‘patrimonios culturales intangibles’ del  mundo, incluyendo la proclamación de ‘‘Tesoros Humanos Vivientes”: músicos, poetas, narradores de historias ancianos o expertos.  Aunque los países participantes ofrecen programas para preservar el patrimonio intangible, pocos son los que tratan de explotar nuevos medios digitales para reunir a todos los miembros de una cultura en torno a su legado oral.

De forma comprensible, las iniciativas ‘para’ los países en desarrollo se han centrado en las necesidades básicas urgentes, raramente reconociendo las lenguas o tradiciones culturales minoritarias.  Este tipo de acercamiento no es auto-sostenible por estar basado en una dicotomía falsa: es la capacidad de aspirar la que finalmente cultiva la creatividad colectiva, la energía y voluntad para sobrevivir. La diversidad sustentable significa que el desarrollo tangible, en términos del bienestar material de los pueblos, debería ir de la mano con el desarrollo intangible del bienestar espiritual e intelectual, enraizado en la identidad.