HISTORIAS

Lo más destacado

Adicionalmente, LCS tiene un proyecto ya preparado para trabajar con los Ditidaht First Nations Band, en Columbia Británica.  Sin embargo, ésta apasionante actividad para la comunidad espera financiamiento.  De forma que, aunque las descripciones que siguen están basadas en visitas de exploración de LCS y, en principio acordadas con el Concejo Tribal, deben verse como explicación de la gran oportunidad que en conjunto vemos, más que como una garantía para actividades futuras.  De muchas formas, los desafíos que la comunidad y la cultura enfrentan y las oportunidades de LCS para ayudar a una revitalización de la cultura son típicas las que podemos ver en las Primeras Naciones Americanas y Canadienses.


Acciones

Aunque en espera de financiamiento, que LCS hecho trabajo de preparación con los Ditidahts desde nuestra primera visita en mayo 2006. El Concejo de la Banda está muy entusiasmado con la implementación de un concepto único de LCS, un “Quilt Digital de Historias”. Ésta pieza artesanal de tejido comunitario puede ser enlazado por medio de código de barras y teléfonos celulares a legados multimedia, grabados digitalmente, en su lengua. Por lo tanto, proveerá un mapa de historias tangible, bidimensional de su patrimonio intangible, un dispositivo que fomenta el diálogo social, conciencia cultural y cohesión. Los Ditidahts que no viven en la reserva también tendrán acceso a descargar o añadir a éste quilt viviente de historias –La Base de Historias Ditidaht.

Más detalladamente, el Quilt propuesto se traduce en un cambiante collage artístico e interactivo, el cual es tanto físico como digital, incorporando la historia personal y tribal, el folclor, lengua y cultura del pueblo Ditidaht. Utilizará lo mejor de la tecnología Web 2.0 para combinar recursos de legado cultural en forma digital –audio, video, imágenes y texto –recogidas utilizando redes sociales. El resultado ayudará a preservar la cultura y lengua Ditidaht, pero también a generar una chispa que encienda el diálogo cultural y un compromiso continuo.

El quilt de historias será ‘publicado’ en tres formatos distintos:
•    Como un quilt físico, en el cual cada panel muestra un aspecto diferente del legado oral Ditidaht y cada uno está conectado digitalmente a una foto y a un recurso de audio, los cuales pueden ser vueltos a poner o incrementados localmente.
•   Como un libro impreso, para cada uno de los miembros de la comunidad Ditidaht.
•    Como un sitio Web, el cual permitirá al resto del mundo aprender, en lenguas minoritarias, sobre aspectos públicos de la cultura Ditidaht, pero que también permitirá a los Ditidahts que viven fuera de la región estar conectados a su comunidad y su patrimonio vía podcasts privados, es decir, en dispositivos móviles, y estimular el diálogo entre lugares remotos en su propia lengua.

En conclusión, una vez que se hayan encontrado auspiciantes, LCS tiene gran entusiasmo por comenzar su primera misión con las First Nations of Canada and North America siguiendo éste estilo.

VALOR Cultural

El pueblo Ditidaht vive principalmente en la costa oeste de la Isla de Vancouver, en Canadá.  La villa está a orillas del lejano Lago Nitinaht –un área de belleza indescriptible entre las milenarias montañas cubiertas de bosques de cedros y lagos.  Se pueden ver cimas de montañas y un gran manto de bosques y flores silvestres por todo lado.  Éste lago es considerado el mejor sitio del mundo para practicar windsurf debido a las condiciones locales del viento.
Los Ditidahts son una amalgama de cerca de cinco bandas indígenas de la costa más pequeñas, que, con sentimientos encontrados, fueron persuadidas a principios de 1960 por el gobierno canadiense, a mudarse al extremo de la ensenada Nitinaht, con la promesa de mejores servicios públicos.  La agrupación de éstas pequeñas bandas tribales fue la respuesta al requerimiento gubernamental para ser reconocidas.  Ellos forma parte de una red más grande de pueblos indígenas en la costa oeste de Norte América, la isla de Vancouver y el área de Vancouver.  Su rica cultura y modo de vida tradicional estaba completamente ligada al océano,  Entre éstas tribus, los Ditidahts son únicos –tanto en su lengua como en sus costumbres, tales como la danza.
La educación pública obligatoria es una parte triste del pasado reciente de los Ditidaht. Hasta alrededor de 1970-1980, los niños de la comunidad tenían que asistir a escuelas residenciales, donde no se les permitía hablar en Ditidaht.  La costumbre de los ‘potlatches’ también fue prohibida hasta principios de los 80.  Recuerdos personales hacen eco del sentimiento de explotación.  Todavía se cuenta la historia de un hombre inglés que llegó con una valija llena de dinero para comprar bienes culturales de los Ditidahts  -una mujer cuenta como una canoa tallada que tenían sus abuelos, ahora está en el Museo Británico.
Su Reserva Tribal tiene un área limitada, de manera que el pueblo está habitado por aproximadamente 250 personas solamente, 60% de las cuales son niños.  La mayoría de los casi 700 miembros de la tribu no vive en la villa, sino en los pueblos cercanos o en comunidades, debido a la falta de oportunidades laborales, así como al acceso a servicios de salud.  Su principal fuente de empleo son las industrias pesqueras, en la escuela o en la Banda Tribal en sí misma, por ejemplo en su hotel.
En cuanto a gobierno, la Banda Ditidaht es parte de la Tribu Nuu-chah-nulth.  Sin embargo, aunque las lenguas Ditidaht y Nuu-chah-nulth son cercanas, son lenguas diferentes.  La lengua Ditidaht es única –no es un dialecto.  Tradicionalmente no es una lengua escrita, aunque ahora se ha creado una ortografía. Lamentablemente, solo quedan cerca de 10 hablantes fluidos, todos sobre los 60 años de edad, y algunos con problemas de salud.  Las canciones son parte central de la cultura, algunas pertenecen a las familias, con reglas que controlan la forma de escucharlas y cantarlas. Las historias y canciones que se refieren a su historia tribal son particularmente importantes.  Los mitos de creación de los Ditidahts tratan principalmente sobre la transformación de todas las criaturas en animales y humanos.  (la figura del “embustero” es un visón, antes que un cuervo). La danza está cercanamente relacionada y es también parte importante de su cultura.  Algunas artesanías tradicionales de tallado y la construcción de canoas de cedro todavía están presentes.
Los dos centros de vida cultural tribal son la nueva Escuela Ditidaht de la Comunidad y el Centro Comunitario.  La escuela tiene un Nuevo programa de revitalización de la cultural y la lengua.  Los ancianos Ditidahts y la escuela, junto con un dedicado lingüista han creado un programa para reavivar su cultura de canciones y danzas, así como para crear un curriculum para enseñar la lengua Ditidaht.  La escuela tiene computadora y acceso rápido a Internet vía conexión satelital.

EQUIPO Local

Coming soon

Amenazas

Los desafíos que la Banda Tribal Ditidaht enfrenta, son aquellos típicos de las culturas Nativas Americanas. De las 154 lenguas tribales que se hablan todavía en los Estados Unidos, más de la mitad solo tienen un puñado de ancianos hablantes, debido a enfermedades, persecución y los programas de escolaridad residencial obligatoria. Si no se toman medidas, 70 de ésas lenguas se habrán extinguido en 10 años.

La escolaridad residencial obligatoria, que prohibía la práctica de sus costumbres tradicionales y hablar en Ditidaht se acabó recién entre 1970 y 1980. como resultado de más de 60 años de prohibición gubernamental han quedado menos de 10 ancianos hablantes y un legado de desconfianza hacia el gobierno, a pesar de sus inversiones en infraestructura. Éstos pescadores tradicionales tienen permitido pescar su propia comida, pero no vender pescado, impidiendo que continúen su vida tradicional. Las destrezas y el conocimiento sobre el ecosistema heredados de éstos pueblos costeros, por tanto se encuentra amenazado.

A pesar del bajo número de hablantes que han quedado en la comunidad, hay una fuerte conciencia sobre su patrimonio cultural, por ejemplo quien tiene el derecho de representar las diferentes canciones o danzas. Sin embargo, hay una preocupación por el ‘robo’ de canciones en la gran celebración inter-tribal anual de celebración de viajes en canoa.

Aunque los ancianos Ditidahts muestran orgullo por sus prácticas y lengua tradicionales, muchos de los jóvenes no parecen interesados en las clases de lengua Ditidaht: por qué deberían aprender un idioma viejo? Reuniendo a todos los Ditidahts con su legado lingüístico por medio del aprendizaje de su lengua tradicional y reavivando sus canciones, danza y tradiciones de narrativa oral, de una nueva maneras, sería una gran forma de fortalecer los lasos de cohesión e identidad social. Sin embargo, para que un programa comunitario tenga un impacto real, todos necesitan creer en él, descubriendo una conexión entre tradiciones pasadas, nuevas destrezas y oportunidades futuras.

Recursos